PETRÓLEO, COMERCIO INTERNACIONAL Y LAS FINANZAS VENEZOLANAS

    0 24

    Desde que se conocen los usos del petróleo, sociedad, naciones y los apoderados mundiales lo han explotado sin límites en el último siglo y medio y han saturado su comercio con un costal de presiones las cuales han hecho parecer normales en este desconcierto mundial.

    Nunca pudo existir por gobierno alguno la tentativa de control sobre las trasnacionales del petróleo, ellas mismas se imponían y alargaban sus límites. Tumbaron gobiernos, pusieron mandatarios, destronaron reyes, introdujeron emires y dieron los golpes de Estado necesarios para determinar sus intereses.

    Si en un principio se pensó en la búsqueda del desarrollo y en el medio las comunidades, pues informamos de nuevo que nada de esto se mantuvo, lo único impuesto y en auge, más que para salvar a decadentes economías y mejorar la calidad de vida de las sociedades, fue para sacar las peores caras de la humanidad a flote.

    De esta manera se expresaron; terroristas, falsas guerras, golpes de Estado, alzas del costo de la vida, son apenas algunas de las consecuencias que ha impulsado el dramatismo de los extasiados mercados internacionales de petróleo, sin dejar de lado las dos terribles guerras mundiales del siglo pasado las cuales dejaron millones de muertos y en más números sus heridos. Son las guerras las desencadenantes de cientos de conflictos permanentes en el mundo, como los 40 conflictos activos que no dejan cerrar el año 2017.

    Todas las ofensivas en sus diversos ámbitos dependan directa o indirectamente de los precios del petróleo, alzas o bajas, más bien bajas en sus precios antes que en sus alzas. Por eso la bursatilización del crudo, más las deudas futuras en papeles sostenidos en insostenibles papeles que ruedan como vientos desorbitados en las diferentes bolsas de valores mundiales, inversiones en dineros que no tienen ni el más mínimo valor ni por el más apartado ser humano de este decadente planeta.

    Lamentablemente cada pequeño producto para la vida diaria está compuesto en menor o mayor grado por algún derivado del petróleo, las movilizaciones de todo dependen de él, y al aumentar su precio aumentan por agregado el costo de producción, manufacturación y traslado de los mismos. Entendido así, el ideal capitalista se mantiene vivo, pues los intereses del orbe giran en torno a su tenencia, por eso las guerras asolan de manera tan intensa, ya que el petróleo se traduce en poder y quien maneje su producción o venta manejará la totalidad de las finanzas de su entorno y las de más allá si se descuidan o se confían otros gobiernos.

    Y en medio de todo este vientre mundial esta Venezuela, país dueño de la mayor reserva probada del planeta y de paso miembro fundador de la OPEP, y ahora ejerce la vice presidencia de este organismo durante todo el 2018.

    Por ello y en su tarea de impulsar la petrodiplomacia y la descolonización de manos extranjeras quienes siempre han manteniendo valores poco éticos en su actuar, van costando tan duro.

    Ahora el precio del barril petrolero es una locura y en Venezuela por eso nuestra producción de 3 Millones de barriles diarios bajo a menos de 2 millones/día. Sin embargo, aquí hay reservas para los próximos 250 años con lo que hasta ahora se ha certificado, pero la verdad es que nuestros depósitos nos dan para varios siglos adelante.

    Esto es lo que hace que la nación sea de interés imperialista y atractivo para inversiones. Por eso la guerra económica, para que desvanezcamos, para que colapsemos, para que corriendo salgamos y convoquemos en pleno a los gringos, salir sin ni siquiera poder respirar, casi imposible poder inhalar así, parece que el oxígeno puede extinguirse de estos lugares, y después la amnesia, morir sin recordar.

    Como sabemos las subidas del mercado internacional del petróleo crean bonanzas a cualquier Estado, pero los problemas socioeconómicos internos traen aumentos en sus principalísimos productos y también crearán subidas en el costo de la vida y perderemos muchos más productores.

    Bajo este modo, el petróleo controla las finanzas internacionales y nacionales, por lo tanto, es un poder que merece especial atención.

    Amada y preocupada Venezuela de nuevo tienes la palabra…

    Dr. Miguel A. Jaimes N.

    https://www.geopoliticapetrolera.com.ve

    Diciembre del 2017

    ARTÍCULOS SIMILARES

    SIN COMENTARIOS

    Deja una respuesta